¿Por qué pica y amarga el aceite de oliva? El sabor amargo del aceite de oliva virgen extra (AOVE) para una larga vida dulce

AOVE de primera presión en frío, garantía de calidad y salud cardiovascular.
AOVE de primera presión en frío, garantía de calidad y salud cardiovascular

En muchas ocasiones, al degustar un aceite notamos un sabor amargo, incluso un “picor” en el paladar. ¿A qué se debe que un aceite tenga un sabor más amargo o “pique”?

Pese a lo que pueda parecer a priori, estamos hablando de atributos del aceite de oliva, el amargor y el picor, que aunque puedan resultar algo agresivos, se trata de atributos positivos en los aceites de oliva virgen extra obtenidos mediante primera extracción en frío.

El toque amargo y picante del aceite de oliva virgen extra, tan característico de la variedad picual, es debido a su alta concentración en polifenoles y antioxidantes naturales, y es un indicador de su calidad y alta estabilidad, ya que lo protege de su autooxidación y proporciona efectos más beneficiosos para la salud del consumidor.

Amargor: sabor elemental característico del aceite obtenido de aceitunas verdes o en envero. Se percibe en las papilas circunvaladas de la uve lingual. Los responsables químicos de este sabor son los compuestos fenólicos, su presencia o no en el aceite hará que este atributo se encuentre en mayor o menor intensidad. Cuando están totalmente ausentes o hay poca cantidad de fenoles, los aceites presentan otro atributo que es el dulce, aunque con la actual normativa vigente ha dejado de evaluarse como tal y se incluye en el frutado… Por otra parte, cuando el amargo está en elevada intensidad a veces, en los consumidores no habituados, puede provocar sensación de desagrado… Sin embargo, indicar que cuando está presente siempre es un atributo positivo, además es indicativo de que el aceite tiene una vida útil más larga, o lo que es lo mismo, podemos tardar más tiempo en consumirlo, ya que estos compuestos son poderosos antioxidantes. Esta propiedad tiene una doble función, proteger a los aceites de la autooxidación y proporcionar a los consumidores efectos beneficiosos para la salud

Picante: sensación tactil de picor, característica de los aceites de la campaña, principalmente de aceitunas todavía verdes. Puede ser percibido en toda la cavidad bucal, especialmente en la garganta. Es muy frecuente que los catadores comenten que un aceite se agarra a la garganta, esto es consecuencia de la presencia de este atributo. Al igual que ocurre con el anterior, su elevada intensidad puede provocar una cierta sensación de rechazo, pero la respuesta es la misma, ya que sus responsables son compuestos de naturaleza fenólica.

Revista del Colegio Americano de Cardiología Volumen 75, número 15, abril de 2020 DOI: 10.1016 / j.jacc.2020.02.043  Artículo PDF COMENTARIO EDITORIAL “El sabor amargo del aceite de oliva virgen extra para una larga vida dulce” Ramon Estruch , Rosa M. Lamuela-Raventós y Emilio Ros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: