El AOVE mejor crudo y Se debe consumir preferentemente sólo o acompañando ensaladas u otros alimentos ya cocinados

AOVE cucharada en ensalada
Aove en su ensalada, garantía de salud

Es muy importante destacar, a la hora de hablar de los beneficios del consumo de Aove (aceite de oliva virgen extra) para la salud, que estos se obtendrán a través de la incorporación de este producto a nuestra dieta habitual haciendo un uso en crudo. Con esto queremos decir que para sacar todo el partido a las propiedades del aceite de oliva virgen extra se debe consumir preferentemente sólo o acompañando ensaladas u otros alimentos ya cocinados.

En la medida en que sustituimos el consumo de grasas saturadas por otras más sanas, nuestro organismo se beneficia de múltiples ventajas que afectarán a nuestra salud y que, al mismo tiempo, contribuirán a reducir la concentración de grasa en nuestro cuerpo lo que, en definitiva, y junto con otros hábitos saludables, nos ayudará también a mantener la línea.

El aceite de oliva virgen extra es una grasa vegetal que se caracteriza por su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, es decir, aquellos que son más saludables para nuestro organismo. En la medida en que sustituimos el consumo de grasas saturadas por otras más sanas, nuestro organismo se beneficia de múltiples ventajas que afectarán a nuestra salud y que, al mismo tiempo, contribuirán a reducir la concentración de grasa en nuestro cuerpo lo que, en definitiva, y junto con otros hábitos saludables, nos ayudará también a mantener la línea.

Las principales contribuciones del consumo de aceite de oliva virgen extra a nuestra salud vienen derivadas de su composición y de su extracción, directamente del fruto del olivo y no de semillas.

El consumo de grasas es imprescindible en todas las dietas pero la calidad de las mismas hará que afecten a nuestro organismo de una forma positiva o negativa. Así, las grasas monoinsaturadas que contiene de forma natural el aceite de oliva virgen extra, hace que aumenten los niveles de colesterol (HDL) (bueno) y que se reduzca los niveles de colesterol malo (LDL).

Esto ayuda a mantener un equilibrio óptimo entre los dos tipos de colesterol pero, además, generará otra serie de beneficios para la salud que enumeramos a continuación:

Cuadro sinóptico  de los beneficios del consumo de aceite de oliva
Cuadro sinóptico de los beneficios del consumo de aceite de oliva

-Altas propiedades nutricionales de este tipo de grasas.

-El consumo de aceite de oliva virgen extra en nuestra dieta diaria aumenta la protección de nuestro organismo frente a las enfermedades cardiovasculares.

-La incorporación de grasas monoinsaturadas reduce la presión arterial.

-Este grupo de grasas son ricas en vitamina E, que se caracteriza por sus propiedades antioxidantes. Esta sustancia ayuda a prevenir el deterioro de las células y, por lo tanto, enfermedades degenerativas causadas por la acción de los radicales libres.

Lo mejor, su consumo en crudo

Es muy importante destacar, a la hora de hablar de los beneficios del consumo de aceite de oliva virgen extra para la salud, que estos se obtendrán a través de la incorporación de este producto a nuestra dieta habitual haciendo un uso en crudo. Con esto queremos decir que para sacar todo el partido a las propiedades del aceite de oliva virgen extra se debe consumir preferentemente sólo o acompañando ensaladas u otros alimentos ya cocinados.

El segundo grupo de grasas más presentes en el aceite de oliva virgen extra son las poliinsaturadas, un tipo de grasas que no genera el organismo de forma natural y que conseguimos a través de determinados alimentos. Este grupo nos aporta ácidos omega 3 y omega 6, que, de nuevo, nos ayudan a reducir el colesterol “malo” y a prevenir enfermedades como la osteoporosis, además de contribuir al crecimiento en general, y al desarrollo del cerebro.

Otra de las ventajas del consumo habitual de aceite de oliva virgen extra es su aportación a la salud intestinal por dos motivos. Por un lado el efecto lubricante de este producto ayuda a combatir el estreñimiento y, por otro, el aceite de oliva virgen extra posee propiedades antibacterianas que actúan contra bacterias que pueden causar úlceras u otras dolencias del estómago.

Por último, la acción de estos antioxidantes proporciona otro tipo de beneficios más relacionados con la estética, como su acción antienvejecimiento de la piel.

Pero, sin duda, una de las aportaciones más reconocidas del consumo de aceite de oliva virgen extra para nuestro organismo viene derivada de su alto contenido en antioxidantes, gracias sobre todo a los polifenoles. Entre sus múltiples beneficios para nuestra salud destaca la mejora del sistema inmunitario y algunas propiedades antiinflamatorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: